lunes, 16 de junio de 2014

CENA DE DESPEDIDA


Ya solo queda una semana para iniciar nuestro Camino, y para celebrarlo nos hemos reunido en  una cena con todos los componentes de la APPP. Esta "Asociación" se fundó hace bastantes años, cuando nuestras hijas nos hacían recorrer, los fines de semana, los polideportivos de Cataluña, participando en diversas competiciones infantiles de patinaje artístico. Ver a nuestras hijas era fabuloso, pero estar mañanas y tardes enteras del fin de semana, viendo actuaciones de otras niñas como las nuestras que se estaban iniciando era.......

Los padres, no las madres, en estas maravillosas jornadas, debíamos "sacrificarnos" y recorrer estos pueblos con otro objetivo, buscar restaurante para comer, generalmente conseguíamos el objetivo y estas jornadas de patinaje se acompañaban de alguna que otra buena jornada gastronómica. Esta actividad nos indujo a constituir una asociación que organizase estos eventos gastronómicos también en nuestra ciudad. Se fundó con el nombre de Asociación de Padres Puteados por el Patinaje (APPP), en un principio la integrábamos solo padres, pero en un acto de buena voluntad la abrimos a las madres.

La Asociación ha pasado por periodos de mayor o menor actividad, han variado sus componentes, nuestras hijas han crecido, algunas han abandonado el patinaje, otras han abandonado el club originario, pero el núcleo duro de la APPP ha continuado, quizás en estos últimos años algo más activo.

Por este motivo, nos pareció una buena escusa, el inicio de nuestro Camino para volver a juntarnos. El lugar elegido la yogurteria BLANC, en Sant Joan Despí, de nuestras integrantes de la APPP, Isa y Mónica, mujeres sufridoras de Jordi y Fede, los otros dos integrantes del Trío Calavera que ha decidido realizar el Camino



José Antonio, Ramón, Enrique, Fede, Jordi, Juan Pedro y Jose


Mayte, Ana al fondo, Laura al frente, Mari Carmen e Isabel






Isa y Mónica, preparándonos los delciosos yogures



El helado de yogurt, producto estrella.


Como no podía ser de otra manera, la noche ha sido perfecta, el pica pica de coña, los yogures para relamerse, y lo mejor la compañía. Gracias a todos por vuestros ánimos, acordarnos de vosotros nos servirá en los momentos duros para seguir adelante. Esperamos dentro de tres semanas volver a vernos con el objetivo cumplido

El Camino va por vosotros también.