domingo, 29 de junio de 2014

Etapa 8. (28/6) Puente de la Reina-Logroño


Distancia:76 km. Desnivel acumulado:1.339 m. Etapa 8 en WikilocEtapa 8 en Cicloide

Peregrino a la entrada del Albergue Jakue. Muy recomedable
Está mañana hemos desayunado en el Albergue Jakue, y nos hemos despedido de Puente la Reina con las camisetas qué nos dió nuestro ayuntamiento.



Iglesia del Crucifijo (XII), Puente la Reina


Puente románico (XII), Puente la Reina

Puente románico (XI), Puente la Reina
Abandonamos la ciudad por su famoso puente, para,  a los dos km., iniciar el fuerte ascenso a Mañeru. Hay un cambio importante, vamos todo el rato saludando a numerosos peregrinos. El ascenso es durísimo y nos obliga a hacer un par de descansos.
Posteriormente el recorrido nos lleva a Cirauqui, precioso pueblo con empinadas calles.

Portal de acceso a Cirauqui

Plaza Mayor de Cirauqui

Plaza Mayor de Cirauqui

Sellando las Credenciales nuestro encargado del tema Jordi
Al llegar a la Plaza Mayor  hemos de pasar por un pasadizo del Ayuntamiento para salir al otro lado del pueblo, en él, podemos sellar la credencial
A la salida del pueblo, hay un tramo de calzada romana, incluido el puente, que nos crea unas pocas dificultades a los bicigrinos.

Bajando al tramo de calzada romana de Cirauqui

En el tramo de calzada romana


Puente sobre el Regato Dorrondoa
Puente sobre le Río Salado (XII-XIII), Cirauqui
Nos acercamos a Lorca y el Camino está bastante concurrido.

El Camino llegando a Lorca
Pasamos por Vilatuerta, cruzando su puente


Puente (XIII) sobre el río Irazu en Villatuerta
Y llegamos a Estella, donde aprovechamos para comprar cámaras para las ruedas y reponernos con pastas y fruta. La ciudad tiene edificios preciosos, como la iglesia de San Miguel (XIII)


Palacio de los Reyes de Navarra (XII). Estella


Iglesia de San Pedro de la Rúa (XII). Estella


Palacio de Justicia (XVIII). Estella
Tras Estrella llegamos a Irache, con las Bodegas y su famosa fuente del vino, donde conseguimos que la familia de Jordi nos vea por la webcam.






Tras las Bodegas, pasamos por el Monasterio de Irache, en ese momento se celebraba una boda. Buena suerte en ese Camino

Monasterio de Santa María la Real de Irache (XII-XVII)

Nos dirigimos a Vilamayor de Monjardín por una zona dura, en continuo ascenso. En una fuente coincidimos con dos peregrinos, uno de los cuales nos comenta que salió a principios de Junio de Guadalajara y ha ido hasta Roncesvalles y ahora quiere llegar a Santiago y Muxía. Alucinante!!!!! En Villamayor nos espera la famosa fuente, a la que todos los peregrinos le hacemos la foto de rigor

Fuente de los Moros (XIII), Villamayor de Monjardín

Tras Villamayor continuamos hasta Los Arcos, por ecelentes pistas, reponemos fuerzas, y coincidimos con otros tres bicigrinos valencianos que vienen desde Roncesvalles.

Comiendo en Los Arcos


Excelente servicio y...

Excelente comida




Llegamos tras comer, a Torres del Río. Tras la "ligera" comida, el tramo de continuo sube y baja se nos hace muy duro, las piernas están muy pesadas. En Torres del Río está la iglesia del Santo Sepulcro, otra maravilla.

Iglesia del Santo Sepulcro (XII), Torres del Río


El tramo a Viana contiene tramos no ciclables, y tras varios empujing, decidimos realizar unos km. por carretera, como recomiendan todas las guías, aunque tenemos un poquito de mala conciencia por no hacer el Camino puro, pero el cansancio va haciendo mella.

Iglesia de Santa María de la Asunción (XIII-XIV), Viana

Entrada al Polígono Industrial de Logroño

Tras Viana, en un, por fin, agradable descenso, llegamos a La Rioja y tras un desagradable polígono industrial, entramos en Logroño, con nuestros compañeros valencianos. Tras varios intentos para encontrar alojamiento nos informan qué está casi todo ocupado porque en estas épocas, los sábados, se celebran numerosas despedidas de solter@s, y por lo tanto, decidimos ir al camping. Nos alojamos en una habitación un  poco retro, pero decente. Mientras realizamos el registro, Jordi es "capturado" por una despedida de soltera, y finalmente liberado tras tomar un chupito. 

Tras ducharnos, nos vamos a la Calle Laurel, a cenar tapeando, increíble el ambiente, y después a dormir con una preocupación: acumulamos 60km. de retraso. De momento, tomamos la decisión de levantarnos media hora antes, a las 6

Cenando de "pinchos" en la Calle Laurel de Logroño. Bien, pero algo cansados