martes, 30 de junio de 2015

Etapa 9. San Leonardo de Yagüe-Santo Domingo de Silos (28/6)

Etapa 9 San Leonardo de Yagüe-Santo Domingo de Silos. 71.5 km. Desnivel 813 m. Etapa 9 em WikilocEtapa 9 en Cicloide

Como siempre nos hemos levantado a las 7 y, tras preparar las bolsas, a las 8 estábamos desayunando en el bar del hostal. Como no sabíamos como podia ir el día,  nos hemos metido un bocadillo de chorizo,  según los de aquí era medio bocadillo, zumito, café con leche y carretera.  Habíamos decidido, no seguir el Camino y desviarnos al Cañón del río Lobos.   Hemos ido por la carretera de Ucero, que nada más salir de San Leonardo nos ha regalado una subidilla. Hemos llegado fácil y pronto.



Antes de bajar al desvio del cañón hay un mirador con estas vistas.  El pueblo, al fondo, es Ucero



Esta plaquita está en el cruce, donde empieza el cañón



En tres km llegamos a la Ermita de San Bartolomé (XIII), y su cueva, repleto de gente.



Poco a poco el cañón se va quedando sin gente,  y poderlo hacer en bicicleta es genial. Casi todo es ciclable si estas dispuesto a mojarte los pies.









Hasta el Puente de los Ojos vale la pena hacerlo, despues, hasta que faltan unos 7 km a Hontoria, el camino se complica, zonas arenosas en las que hay que empujar la bici, senderos en los que no pasa la bici por piedras o árboles,  tramos de senderos por tarteras, y el colmo es un paso por una roca con la bici a cuestas. Además a Jordi se le ha roto por segunda vez la abrazadera del trasportin. Lamentablemente no hicimos fotos, el cabreo por haber leido recorridos que no mencionaban las partes no ciclables nos impidió obrar con frialdad. Nos temíamos que en los 8 km que faltaban a Hontanas, todo fuese igual. Empecé a acordarme del Barranco de Triste en Huesca,  en el Camino del año pasado. Afortunadamente,  a partir de aquí es fácil y ciclable


Llegamos a Hontoria del Pinar,  por fin, y allí no hay ningún restaurante abierto. Solo en el bar de Maria comemos una ración de croquetas, tortilla y torrezno, con una gran jarra de cerveza helada por mi parte y una clara Jordi

Nos dirigimos hacia Santo Domingo de Silos, pasando por Aldea del Pinar y La Gallega. Mientras buscamos un bar que no hay, llega un paisano en furgoneta y nos dice que a la entrada del pueblo hay una fuente. Jordi se da cuenta que ha pinchado su rueda trasera, cuarto pinchazo. Nos refrescamos en la fuente y cambiamos la rueda

Seguimos hasta Mamolar con tramos difíciles de seguir si no se lleva navegador, mucho peor para los que van a pie. En Mamolar paramos a tomar unas cocacolas y a coger hielo. Como no, el bar está en la otra punta del pueblo,  nos lo dice otro paisano,  y después de una bajada que nos tocará volver a subir.


Antes de Santo Domingo pasamos por este precioso cañón,  pero todo tiene un precio y la salida es una durísima cuesta, quebrada y con piedra suelta. Consigo hacerla sobre la bici en dos tramos. Jordi fiel a su religión usa el empujin


Al coronar imponente y técnico descenso con Santo Domingo al fondo,  que conseguimos terminar sin sobresaltos



Entramos en Santo Domingo y en el primer bar paramos, nos encontramos con un grupo de 6 ciclistas con alforjas, más talluditos que nosotros la mayoría, y nos comentan que están haciendo una vuelta de 6 días Lerma-Lerma



Buscamos alojamiento y lo encontramos en Posada Villa de Silos. Buen sitio con trato excelente.


Tras ducharnos nos ponemos el traje de bonito y nos damos un paseo.  Paramos a cenar en el Hotel Santo Domingo de Silos. Todo el comedor para nosotros.  De primero Jordi ensaladilla rusa y yo alubias rojas,  de segundo, una pierna de lechazo para los dos. Buena relación calidad precio,  y estaba de muerte


Vuelta a la Posada y tras tomarnos unos gintonics en la terraza de la plaza, a dormir