domingo, 28 de junio de 2015

Etapa 7. Ágreda-Soria (26/6)

Etapa 7. Ágreda-Soria.  63.15 km. Desnivel 1050 m. Etapa 7 en WikilocEtapa 7 en Cicloide

Hemos dormido en la pensión El Hayedo del Moncayo, y todo ha estado bien,  desde las instalaciones, habitación doble con baño compartido, el trato, y el desayuno bastante aceptable.

Hemos salido dirección a la Sierra del Madero. Tras pasar por Muro empiezan a ser más constantes las rampas y mas duras. Conseguimos hacer casi todo los tramos subidos en la bici, aunque con varios descansos. El ascenso está espeialmente pensado para caminantes, 


El último tramo es muy duro, sin árholes, y con incremento del porcentaje de la última rampa, esta última Jordi decide hacerla empujando. Al final llegamos al mirador  y vemos Pozalmuro, próximo objetivo.



Descendemos por un robledal, descenso asequible y llegamos a Pozalmuro, y en el único bareto que hay, por llamarlo así, nos tomamos dos coca colas y unas cortezas


Seguimos avanzando por la meseta, con un sol de justicia, consumiendo el agua con cubitos que hemos repuesto, antes de que se convierta en caldo


Estamos siguiendo también la ruta de los torreones,  este es el de Masegoso



En el recorrido nos encontramos este puente que dice que es romano


En La Pica  hay otra torre con restos  que parece un castillo


Pasamos por varios pueblos, Omeñaca, Tozalmoro, Fuentetecha, sin ningún servicio


Llegamos a Fuensaúco y a su iglesia, pero ni rastro de un triste bar donde tomar algo, solo conseguimos refrecarnos en el lavadero





Ontalvilla con su iglesia,  pero sin bar, tenemos sed, hambre, empieza a ser un poco pesado. Para colmo,  el Camino sigue, ahora, el lateral de la via del tren, no es camino ni es nada.Hartos de todo, en cuanto podemos lo abandonamos,  antes de llegar a unas canteras abandonadas  y salimos a un área de servicio de la nacional con restaurante


Allí bebemos y comemos, y vemos gente comiendo con los pañuelos de las cuadrillas de las fiestas de San Juan en Soria. Ni lo habiamos pensado,  no hemos reservado habitación y nos tememos que tendremos dificultades para encontrar alojamiento.

Nos ponemos en marcha, reencontramos el Camino y llegamos a la ermita de San Saturio.  El sitio es precioso, pero la rueda de atrás de la bici de Jordi esta pinchada. Pues Ala, a cambiarla en una sombrita.



Llegamos a Soria y nos dirigimos al Hostal-albergue del obispado, a ver si tenemos suerte. Hay una habitación libre, pero es individual, nos dicen que si queremos nos ponen un colchón. Les decimos que si, como no. Ducha y traje de fiesta








Recorremos la ciudad y contacto con un conocido mio de Cabrejas para que nos diga donde podemos cenar.  Nos da el teléfono de su hermano que está en Soria, y nos encontramos con él.  Esta con sus amigos de juerga y en el Tubo Estrecho nos comemos unos pinchos y varios quintos con ellos. Nos despedimos de ellos después de estar charlando un rato. Nos tomamos unos gintonics por nuestra cuenta y para el hostal. Durante el trayecto de vuelta nos encontramos con una compañera del trabajo y su marido, de fiesta, alucinante. Otra charlita y al hostal, al final nos han puesto un plegatín

A dormir,  a ratos, ya que tenemis una orquesta cerca y parece que esté en la habitación