viernes, 3 de julio de 2015

Etapa 13. León-Rabanal del Camino ( 2/7)

Etapa 13.  León-Rabanal del Camino.  76.5 km. Desnivel 780m. Etapa 13 en WikilocEtapa 13 en Cicloide

Después de la rutina diaria hemos dado unas vueltas cerca de la catedral y después hemos ido hacia la Colegiata de San Isidoro, enfrente de la cual hemos desayunado. En el albergue hemos coincidido con nuestro colega madrileño,  que ha partido antes que nosotros,  y mientras desayunábamos, ha pasado nuestro amigo catalán, que iba con dos más. 




                            


La salida de León ha sido pesada, en La Virgen del Camino hemos cogido la variante que pasa por Villar de Mazarife, mucho más amena que la que va paralela a la carretera. Salvando algunos repechones y una larga recta, llegamos a Hospital de Órbigo,  con su famoso puente.  Aquí nos hemos vuelto a encontrar con nuestro colega catalán. Hemos comentado hasta donde seguiría y no sabía si pararía en Rabanal o seguiría a Ponferrada. Después el ha seguido su Camino y nosotros hemos parado a almorzar un poco de chorizo de la tierra, salchichón y croquetas

                           


Hemos salido para Astorga. Después de Santibañez de Valdeiglesias se inicia el ascenso a la Cruz de Santo Toribio. Al poco rato encontramos a este"peregrino"



Al coronar la última dura subida, que esta precedida de una bajada llena de pedruscotes sueltos, difícil de hacer sobre la bici, encontramos este chiringuito, regentado como no, por un catalán. En ese momento está hablando con otro grupo de tres ciclistas también catalanes.  Los saludamos y seguimos hacia Astorga. 


Llegamos a la Cruz de Santo Toribio y bajamos hacia Astorga,  que ya la vemos al fondo. 



Recorremos Astorga y decidimos ir a comer a Casttrillo de los Polvazares. Hacemos las fotos de rigor al Ayuntamiento,  el Palacio Episcopal de Gaudi y a la Catedral




Llegamos rápidamente a Castrillo y en el primer restaurante que encontramos paramos, es Hostería Cuca la Vaina. Hemos comido cocido maragato,  solo nos quedan 12 km a Rabanal y creemos que a pesar de la comilona llegaremos. El sitio precioso y la comida buenísima. Un matrimonio andaluz que come allí nos comenta de donde venimos y se quedan alucinados cuando les decimos que desde Barcelona. 




Tras la comida, sin mucha dificultad iniciamos la marcha por carretera,  Jordi ha visto que una abrazadera de su portaequipajes esta rota y la otra casi.  Finalmente yo me meto al Camino y el sigue por carretera. En Santa Coloma de Somoza está este peculiar bar,


El ascenso a Rabanal,  tras la comida y el calor se hace muy duro. Por el camino paso, tras una dura rampa, que el año pasado hicimos por carretera, por esta zona,  bajo robles,  donde los peregrinos han dejado cientos de cruces en una vaya metálica,  durante unos 200 m.


Llegamos a Rabanal y nos alojamos en La Posada de Gaspar. Es un hotelito con encanto como dicen las revistas.


La cena es abundante y buena, ensalada los dos, de primero, inmensa, y yo bacalao que no puedo terminar,  Jordi filete,  también grandecito. Tras la cena a dormir que mañana nos espera la Cruz de Ferro.