miércoles, 9 de mayo de 2018

Etapa 10. (7/5). Sestiello - Campiello.

Etapa 10. (7/5). Sestiello - Campiello. 61 km. 1.718m de desnivel 

Etapa durísima. Tras desayunar, preparamos nuestras monturas para lo que preveemos una dura jornada.


Bajamos a Grado e iniciamos el primer ascenso que progresivamente se va haciendo más duro, llegando a rampas del 17 %, coronando el Alto del  Fresno. Después descenso a Cornellana, con un algún tramo complicado 



Llegamosa Cornellana y realizamos el primer avituallamiento, sentados al sol, como las lagartijas. Reiniciamos la marcha y pasamos por el Monasterio de San Salvador. 




Salimos de Cornellana, como no podía ser de otra forma, con una dura rampa, para luego seguir por una  senda que acabará en una gravera 



Nos dirigimos a Salas por un sendero al lado de un río. El recorrido es precioso, pero como  peaje encontramos varias zonas de barro.



Antes de Salas  nos encontramos este conjunto


Nada más entrar en Salas tomamos nuestro segundo avituallamiento.



Salimos de Salas  por una agradable pista en ascenso, entre robles y eucaliptos..



Al poco rato encontramos una fuente con agua potable. Aprovechamos para refrescarnos y cargar nuestros bidones. Por pistas llegamos a La Espina, aunque ahora llevamos buen ritmo, vemos difícil llegar a las 6 de la tarde a Campiello, a pesar de todo, paramos a tomar el tercer  avituallamiento




Salimos hacia Tineo y ya somos conscientes de que será un jornada larga, Por pistas con tramos de barro vamos avanzando.



Llegamos a Tineo a las 6 de la tarde, llevamos bastante retraso y además cansancio. Antes de salir del pueblo nos comemos los pasiegos que llevamos y al salir nos refrescamos en una fuente, y además nos aprovisionamos de agua.


Desde aquí el camino va entre bosque, en un continuo sube y baja, con rampas muy duras, zonas empedradas, abundantes zonas con barro, continuamente, debemos bajar de la bicicleta .A las 7 de la tarde nos llaman del hotel donde tenemos la reserva para saber si nos ha pasado algo. Les decimos que no, que estamos cerca.












A las 8 de la tarde llegamos a Campiello. Realizamos los trámites, guardamos las bicis y tras la ducha a cenar. Herminia, la dueña, nos ofrece pote de berzas y ternera estofada. Aceptamos, De pote nos tomamos dos perolos entre los tres. Casero y exquisito



La cena nos reconforta, estamos agotados, ha sido una de las jornadas mas largas y más duras, y mañana la mítica etapa de hospitales. Veremos como acaba